Calaveras [En español]

Mientras planeamos disfraces y armamos la reserva de dulces para Halloween, en esta casa además celebramos el Día de Muertos. Entre las hermosas tradiciones mexicanas para esta época del año, las calaveras (literarias) son probablemente una de las expresiones más divertidas y creativas que reflejan el espíritu de esta celebración.

Como mencioné en mi artículo anterior sobre el Día de Muertos, las calaveras son poemas con rimas cortas en “memoria” de una o varias personas como si fueran los difuntos. Normalmente durante esta temporada aparecen publicadas en los periódicos calaveras sobre figuras públicas o políticos con el fin de satirizarlos o criticarlos. Pero más comúnmente, los mexicanos inventan estas rimas para divertir a sus amigos o familiares.

Este año, mi familia en México se va a reunir en casa de mi mamá el 2 de noviembre para tener una fiesta que ella llamó “Velación de Ánimas”. Como cada año, mi mamá ya puso una ofrenda en la sala, pero esta vez los invitados van a llevar fotos de los parientes que ya no están aquí. El plan es tener una noche para recordar celebrando las vidas de aquellos que extrañamos tanto.

Para esta ocasión, mi tío Jesús y mi tía Maye escribieron estas calaveras y una nota que decía: “Familia querida, tengan presente que los ausentes no mueren mientras los recordemos y todos los que adelantaron el camino permanecen con nosotros en nuestras mentes y corazones. ¡Y a bailar y disfrutar antes de que el mundo se vaya a acabar!”

Por Jesús Bravo

Estaban todos los Pérez
recordando a sus difuntos
y qué mejor ocasión
que disfrutar todos juntos.

Conchita tuvo la idea,
no fueron los convocados,
ni siquiera la zalea
pues estaban cafeteados.

“Ya será para la otra”,
dijo Chucho y no mintió:
“Está por llegar mi nieto,
el chamaco nos ancló”.

Chata, Jaime y Miguelón
estarán en gran bailongo,
La Chata seguro dijo:
“Pero ahora, ¿qué me pongo?”

Don Chava con la tía Emilia
ya están juntos en el cielo,
como siempre un gran ejemplo
de lo que es su gran familia.

María Elena y Don Jesús,
caray, cómo los extraño.
Casi me tocó el cabús,
los recuerdo año tras año.

Jorge no podía faltar
con todo y su eterno “pero”,
cómo me haces falta hermano,
ya no estás, pero te quiero.

Por María Elena (Maye)

BravoEn la tumba fría está
Conchita, la gran viajera,
planeando a donde irá
la intrépida aventurera.

La Muerte tilica y flaca
le dice con mucho gusto:
“Prepara ya tu petaca
pues te morirás del susto”.

Adelina ya descansa,
voló hacia el otro confín.
El consultorio no le cansa,
pero le llegó su fin.

La Parca llamó al Ingeniero
y él le dijo: “¡No voy!”
El Chavo pidió primero
sus pistolas de cowboy.

Miguel ya está descansando
y desde la tumba misma
seguro estará gritando:
“¡Saludos desde la marisma!”

A Marcela la Calaca preguntó:
“¿A dónde crees que vais?”
Y ella sin dudar contestó:
“Contigo, ¡y lleva también a la Flais!”

A la Huesuda un día
Emilia chilaquiles invitó,
con ese platillo la Tía
a todos nos conquistó.

Diana Ruth tuvo un bebito
y ella murió de alegría.
Ahora cambia pañales,
cantándole a su angelito.

Todos estaban felices
con la llegada del crío,
hoy están viendo las flores
por el lado de las raices.

La Pelona se llevó
a la Guille sin tardanza,
pues por cuidar a Sofía
el tiempo ya no le alcanza.

En el cementerio espera
nuestra amada Chata Pacho,
que desde aquí le mandemos
un beso y un apapacho.

Don Chava con sus hermanas
hacen el día llevadero,
La China tocando al piano:
“Barrilito Cervecero”.

One thought on “Calaveras [En español]

  1. En un rato ya me voy a dormir para aguantar en la noche porque soy re floja y a las 9:00 pm ya me da sueño, jajaja.

Leave a Reply

Connect with:



Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>